McLaren toma Miami para convertirse en el equipo de América del Norte

Bruce McLaren era un neozelandés nacido y criado en Nueva Zelanda. Su equipo homónimo de Fórmula Uno y su compañía de superdeportivos de alta tecnología tienen su sede en Inglaterra.

Y, sin embargo, McLaren tiene muchas ganas de ser el equipo oficial de América del Norte.

La multitud rugió el miércoles por la noche en la Fiesta de Apertura del Gran Premio de Miami cuando apareció en el escenario el naranja Papaya, ese es el tono, no lo malinterpreten. En una ciudad acostumbrada a las superestrellas y los superricos, los espectadores parecían estar saltando al ver a Lando Norris y Daniel Ricciardo.

Sus jefes también estaban allí, pero el Gran Premio inaugural de Miami se ha construido alrededor de los pilotos estrella y, vaya, McLaren tiene un equipo. Norris fue votada como la más popular entre las mujeres en una votación de los fanáticos y Ricciardo, el australiano que bebe champán de su zapato después de una victoria, tiene la personalidad más grande en el paddock y cuenta a Estados Unidos entre sus países favoritos.

Y luego está el trío de IndyCar de Pato O’Ward, Félix Rosenqvist y Juan Pablo Montoya, entre los primeros en conducir el circuito en expansión alrededor del Hard Rock Stadium cuando dieron vueltas el miércoles en autos de carretera McLaren.

O’Ward, quien cumple 23 años el viernes, es un mexicano residente en Texas y el más reciente ganador de carreras de IndyCar. Al igual que Norris, ganó el premio al conductor favorito de su serie entre las votantes femeninas. Montoya, parte de la alineación de McLaren en Indianápolis, es un ex piloto de McLaren F1 y el colombiano fue residente de Miami durante mucho tiempo y uno de los embajadores de la carrera. Rosenqvist se mudó a Indianápolis y el sueco se mezcló con la comunidad.

Es el equipo de IndyCar el boleto de McLaren para construir una base en América del Norte rica en patrocinadores, que finalmente se ha dado cuenta de la F1, y las principales compañías están luchando por involucrarse. Es un terreno fértil para Zak Brown, el jefe de McLaren Racing, quien resulta ser un fanático habitual de las carreras de California.

Brown ha tenido un ascenso meteórico desde ser propietario de una empresa de marketing con sede en Indianápolis que dominó el mercado durante los días felices de NASCAR y llevó a Brown al frente de los deportes de motor. Ahora es el peculiar estadounidense que dirige el equipo del difunto Bruce McLaren a su manera.

Brown es un tirador directo que quiere divertirse, pero se toma poco crédito por las ganancias en relevancia de McLaren tanto en la parrilla de F1 como en la popularidad de los fanáticos. McLaren fue votado como el equipo de F1 favorito en una encuesta de fanáticos y Brown dijo que la imagen de McLaren se ha cultivado a través de sus pilotos y el compromiso de destacarlos a través de redes sociales bien pensadas dirigidas al grupo demográfico más joven.

“Los pilotos tienen la edad adecuada, la personalidad adecuada”, dijo Brown. “Pato es una combinación de Lando y Daniel. Lando es bastante reservado. Bastante ingenioso. Daniel entra bailando al garaje. Así es Pato con su presencia. Pato tiene la juventud de Lando y la personalidad extrovertida de Daniel”.

“Los conductores son una gran parte de esto. Creo que mucho crédito para nuestros equipos digitales y de comunicaciones… ¿Qué quieren ver los fans? Es la razón principal por la que volvimos a la papaya en primer lugar. Eso es lo que querían los fans. Los fanáticos saben lo importantes que son para nosotros y tenemos una buena relación bidireccional”.

La búsqueda para capturar el mercado está funcionando, pero tampoco es tan competitiva. La F1 solo tiene un equipo propiedad de un estadounidense, Gene Haas, pero la serie no tiene pilotos estadounidenses; McLaren firmó a Colton Herta, de 22 años, una estrella de IndyCar de California, con un contrato de prueba que comienza a finales de este año.

McLaren está utilizando esta semana, una de las dos carreras estadounidenses recientemente impensables en el calendario de F1 de este año, para continuar construyendo su presencia. Hay una experiencia completa de “SpeedShop” que se ha catalogado como “ultrasecreta” y “la experiencia (de carrera) más inmersiva fuera de colarse en el garaje de McLaren”. SpeedShop se agotó y se ofreció solo a los miembros del club de fans de McLaren de EE. UU.

En The Wharf en Miami, se exhibe un McLaren GT 2022 personalizado durante todo el fin de semana como parte del desafío “Vuse Ultimate Ride”. El auto es una colaboración con la marca de ropa de calle UNDEFEATED y será entregado a un aficionado en la carrera de Fórmula Uno en Austin, Texas, en octubre.

El automóvil verde oliva está inspirado en la librea diseñada para los tres McLaren en las 500 Millas de Indianápolis de este mes y se entregará al ganador de un concurso de presentación de videos que responda “¿cómo impulsas el cambio?” El desafío pide a los consumidores que describan en 15 a 30 segundos el impacto que tienen a diario en su comunidad.

“Si bien diseñar nuevos diseños para Vuse y Arrow McLaren es emocionante, tener la oportunidad de ayudar a celebrar y recompensar a alguien que está trabajando y retribuyendo es gratificante”, dijo James Bond, fundador de UNDEFEATED.

Brown solo quiere regalar un McLaren y hacer otro fanático nuevo para el equipo.

“Sin los fanáticos, no hay deportes de motor”, dijo Brown.

___

Más carreras de autos AP: https://apnews.com/hub/auto-racing y https://twitter.com/AP_Sports

Leave a Reply

Your email address will not be published.