Morgan Stanley advierte que las acciones podrían caer otro 17%

  • Las acciones han tenido un comienzo difícil en 2022, con el S&P 500 actualmente cayendo más del 10%.
  • Según Mike Wilson de Morgan Stanley, la venta aún no ha terminado.
  • Advirtió que el índice caerá al menos otro 11% y potencialmente otro 19%.

Las acciones comenzaron 2022 sufriendo su peor venta masiva desde el colapso provocado por la pandemia en febrero y marzo de 2020.

Desde su máximo del 3 de enero, alrededor de 4.800, el S&P 500 ha caído hasta un 13,8%.

Los cuatro meses difíciles hacen que algunos crean que el mercado ha tocado fondo, o al menos se espera un repunte a corto plazo.

En abril, el jefe de investigación de Fundstrat, Tom Lee, dijo que había un 90% de posibilidades de que las acciones hubieran tocado fondo durante el año. El CIO de RIA Advisors, Lance Roberts, dijo que era probable que las acciones subieran en el próximo mes o dos.

El estratega jefe de acciones de EE. UU. de Morgan Stanley, Mike Wilson, no descarta ese segundo escenario de un repunte a corto plazo. Sin embargo, cree que las acciones aún no han tocado fondo.

“No podemos descartar nada a corto plazo, pero queremos dejar claro que esto


mercado bajista

el repunte está lejos de completarse”, dijo Wilson en una nota a los clientes el lunes.

Wilson dijo que las acciones continúan enfrentando un contexto desafiante: las empresas enfrentan tanto la inflación como la desaceleración del crecimiento a medida que el


Reserva Federal

comienza a aumentar agresivamente las tasas de interés. Dijo que espera que el S&P 500 caiga al menos otro 11% y potencialmente otro 19% desde el cierre del miércoles de 4.300. El índice abrió el lunes en 4.130.

“Con la inflación tan alta y el crecimiento de las ganancias desacelerándose rápidamente, las acciones ya no brindan la cobertura contra la inflación con la que muchos inversores cuentan. El rendimiento de las ganancias reales tiende a liderar los rendimientos reales de las acciones sobre una base interanual durante aproximadamente 6 meses. Esto sugiere que tenemos una desventaja significativa en el nivel del índice a medida que los inversores se dan cuenta de esto”, dijo Wilson.

Agregó: “Creemos que el S&P 500 tiene una desventaja mínima de 3800 en el corto plazo y posiblemente tan bajo como 3460, el promedio móvil de 200 semanas si el EPS de 12 meses a futuro comienza a caer en el margen y/o


recesión

preocupaciones.”

Wilson compartió dos conjuntos de gráficos que muestran por qué cree que el índice de acciones de primer orden se dirige hacia abajo en los próximos meses.

Una era que los inversionistas se están desapalancando debido a tasas de interés más altas, lo que significa menores


liquidez

niveles Los niveles de margen, o la cantidad de dinero que los inversores piden prestado para comprar valores, tienden a estar correlacionados con los rendimientos del S&P 500, dijo Wilson.

tasas de margen y rendimientos de S&P 500


Morgan Stanley


El otro es la relación entre los rendimientos de ganancias ajustados por inflación para el S&P 500 y los rendimientos reales del índice año tras año. Con una inflación del 8,5 % año tras año, los rendimientos de las ganancias ajustados a la inflación han bajado. Eso es un mal augurio para los rendimientos reales del S&P 500, según la historia.

inflación y rentabilidad del S&P 500


Morgan Stanley


Las acciones subieron a lo grande el miércoles, saltando más de un 3,3% después de que el presidente de la Fed, Jay Powell, dijera que el banco central aumentaría las tasas de interés en 50 puntos básicos, pero probablemente no más que eso en futuras reuniones, y reduciría su balance general para desacelerar. bajar los precios al alza. Los inversores reaccionaron alcistamente porque el techo de 50 puntos básicos para futuros aumentos redujo el riesgo de que el banco central provocara una rápida recesión en la economía.

Pero el riesgo que la política monetaria agresiva representa para las acciones y la economía sigue presente. El lunes, el CIO global de Guggenheim Partners, Scott Minerd, dijo que cree que la destrucción de la demanda por una política restrictiva es una amenaza más grave que la inflación. Minerd advirtió que ya puede haber una destrucción significativa de la demanda en áreas de la economía e instó a la Fed a actuar con cautela.

“Como diría Greenspan, ‘simplemente quitemos el pie del acelerador y veamos qué sucede'”, dijo Minerd en la Conferencia Global del Instituto Milken en Los Ángeles, en referencia al expresidente de la Fed. “Creo que mientras el mundo saque liquidez del sistema, no creo que la inflación vaya a ser el problema, sino la destrucción de la demanda”.

Además del impacto de la inflación en las ganancias, la desaceleración del crecimiento como resultado de una política más estricta es parte de la perspectiva bajista de Wilson. Dijo que las estimaciones de ganancias siguen siendo demasiado altas para los próximos 12 meses.

“El 1T puede ser el último buen trimestre de ganancias, ya que los mayores costos y los mayores riesgos de recesión pesan sobre el crecimiento futuro”, dijo Wilson.

Leave a Reply

Your email address will not be published.